El Ayuntamiento sigue con su programa del Urbanismo de las pequeñas cosas.

Hasta hace unos días, en la Calle Pablo Parellada había dos solares mal vallados, llenos de maleza y de escombros y basura que gracias a un acuerdo con los propietarios se han convertido en solares abiertos, limpios y adecuados para poder disfrutarlos.