Calificamos como  grave y paradigmática del Partido Popular la citación a declarar como testigo de Mariano Rajoy y la detención de Ignacio González, ex presidente de la Comunidad de Madrid y destacamos la importancia de cumplir correctamente con los mecanismos de transparencia implementados en las instituciones para impedir la corrupción.

La citación de Mariano Rajoy a declarar como testigo en el Caso Gürtel, uno de los escándalos de corrupción político-económica más importantes de la última década y la detención esta mañana del ex presidente de la Comunidad de Madrid, Ignacio González, por blanqueo, financiación irregular, cohecho, prevaricación y fraude a la administración, son hechos que lejos de ser casos aislados constituyen el auténtico modus operandi de la oligarquía económica en el Estado Español y de sus representantes políticos.

Para Maribel Martínez, una de nuestras portavoces, “la corrupción es la única forma que el PP conoce de gestión en las administraciones públicas”. Martínez ha calificado el llamamiento a testificar del presidente del Gobierno como un hecho “muy grave” y añade que es “una anomalía democrática” que no se asuma ningún tipo de responsabilidad política.

La detención del ex presidente de la Comunidad de Madrid, Ignacio González junto a otras 11 personas, por el desvío de fondos de la empresa pública Canal de Isabel II, exige colocar en el centro del debate la gestión de unos servicios públicos puestos a disposición de tramas corruptas que implican a grandes empresarios y a los políticos que los representan.

Carlos López, nuestro otro portavoz, ha afirmado que el Canal de Isabel II “es un caso paradigmático del desprecio por lo público que demuestra el Partido Popular allí donde gestiona”. Frente a la privatización y el maltrato a los servicios públicos, “la remunicipalización de los servicios públicos y el control riguroso de lo público, están demostrando ser una alternativa eficaz para acabar con el capitalismo de amiguetes y la corrupción sistémica de la que se nutren las redes del Partido Popular. Por eso, el PP siempre estará enfrentado a la recuperación de los servicios públicos para los vecinos y vecinas”, añade López.

Precisamente uno de los mecanismos creados para impedir la corrupción en las administraciones públicas es la transparencia. Por eso y en referencia a la información publicada esta mañana sobre el Concejal del PP de Zaragoza, Sebastián Contín, para Maribel Martínez, resulta “fundamental” cumplir correctamente con una de las pocas herramientas de transparencia que actualmente están implementadas en las instituciones, la declaración pública de bienes de los cargos públicos. Esos “olvidos” a la hora de consignar ingresos son cuestiones muy serias ya que redundan en la desconfianza hacia los representantes públicos, justo en un momento en que la ejemplaridad ha de ser escrupulosa.

Martínez también se ha preguntado si, antes los casos de corrupción en los que sigue implicado el Partido Popular éstos “están legitimados para seguir gobernando en el estado o en comunidades como Madrid o Murcia “. Por ello, ha pedido una seria reflexión para que Ciudadanos y Partido Socialista no sigan  propiciando gobiernos del PP ni un minuto más.