Teresa Artigas ha comparecido ante los medios de comunicación antes de su entrada a la Comisión de Investigación de Ecociudad.

Artigas ha definido la Comisión como un “circo que no pretende esclarecer la verdad por el bloqueo de PP, PSOE y Ciudadanos” y  ha aportado nueva documentación que respalda la tesis de que las mejoras de la contrata encargada de la depuración debían haber pasado por el Consejo de Administración. Asimismo, ha presentado una propuesta de medidas de transparencia y calidad, para prevenir casos de corrupción, y además un informe de gestión participativa del agua propuesto por la Fundación Nueva Cultura del Agua.

Respecto a las mejoras, tras las dos declaraciones del viernes pasado, que entraron en contradicción, una del letrado externo de la sociedad Ecociudad, y otra de funcionarios del Ayuntamiento, se solicitó un informe al órgano de contratación competente para cambiar las mejoras de la contrata de la depuradora. Artigas ha explicado que “el asesor de Ecociudad planteaba que podía ser el propio Gerente, mientras que los técnicos municipales planteaban que tenía que ser el Consejo de Administración como órgano de contratación”. La concejala ha informado de que ese mismo viernes encargó un informe a la Asesoría Jurídica municipal, como máximo órgano competente en estos temas dentro del Ayuntamiento. “En el informe se indica que el cambio de mejoras no podía ser en ningún caso una decisión unilateral del Gerente sino que debía haber sido sometida a la aprobación del Consejo de Administración”.

Como el gerente, Miguel Ángel Portero, en su comparecencia indicó que había informado a su superioridad, en ese momento Carlos Pérez Anadón y Juan Alberto Belloch, como vicepresidente y presidente de la sociedad Ecociudad respectivamente en diciembre de 2014”. “Hasta que no comparezcan los anteriores responsables políticos no llegaremos a conocer la verdad sobre Ecociudad”, ha señalado Artigas.

Programa Compliance y propuesta de gestión participativa del agua de la FNCA

En otro orden de cosas, Artigas también ha informado de que ha remitido esta misma mañana al gerente de la sociedad un escrito para que se estudie la posibilidad de implantar en Ecociudad los programas Compliance, sistemas de buenas prácticas para evitar que se cometan delitos en el seno de la sociedad. Estos sistemas de calidad ya están implantados en la empresa privada y en algunas administraciones públicas y, en palabras de la concejala “creemos que puede servir a futuro”.

Asimismo -ha concluido Artigas-, he solicitado a Ecociudad y al resto de servicios que trabajan en la gestión del agua que estudien la posibilidad de implantar un sistema de medidas propuestas por la Fundación Nueva Cultura del Agua sobre trasparencia, participación y rendición de cuentas de la gestión urbana del agua ya que al final es desde allí, desde donde se pueden prevenir situaciones de posible comisión de delitos o corruptelas”.