Garrapinillos es un Barrio Rural con cierta tendencia al aislamiento, debido a su singularidad geográfica y social. Esto se traduce en una notable pérdida de comercio de proximidad y otros servicios cercanos. Si, además, pensamos que más de la mitad de la población vive diseminada fuera del núcleo poblacional principal y no recibe estímulos ni percibe beneficios en participar en la vida de este núcleo, observamos una situación del Barrio manifiestamente mejorable, que requiere actuaciones.

Como prioridades para revertir esta realidad y mejorar la calidad de vida del barrio, proponemos:

  1. – Mejora y dinamización de la casa de Juventud en cuanto a medios, oferta y programas.

  2. – Realización de un proyecto integral de infraestructuras que convierta el camino de la Linde (conexión Garrapinillos-Utebo) en una carretera o calle con anchura de carriles adecuada, firme adaptado al paso del tipo y la cantidad de vehículos que por él circulan, carril bici y acera. Se trata de un tramo de 2 Km. de longitud, con denso tráfico rodado (camiones, coches y bicis) y alto riesgo vial.

  3. – Extensión o adaptación de la línea actual de autobús urbano que enlace Garrapinillos con Utebo. Posibilidad de entrada en Cantarranas (adecuando convenientemente el tramo ). Este grupo motor ha elaborado un estudio al respecto, que ya obra en poder de la autoridad vial para su análisis.

  4. – Terminación definitiva (caminos, carril bici y arbolado) del parque de La Linde, que quedó a medio hacer y que permite comunicar Garrapinillos con Torre Pinar y el camino de La Linde hacia Utebo. Garrapinillos es el barrio con menor porcentaje de superficie de parque por habitante.

  5. – Extensión del servicio de agua potable y vertido a todo el barrio. En torno a la mitad carece del mismo, situación que contraviene los derechos fundamentales y la legislación europea.

  6. – Plan de defensa, mejora y promoción del comercio tradicional del barrio, muy amenazado.

  7. – Adecentamiento de la valla del CEIP Gustavo Adolfo Bécquer. Además, y superando las competencias municipales, reinstauración del derecho de transporte escolar público y becas de comedor a todo el alumnado, priorizando sobre todo en el desplazado.

  8. – Conseguir que los futuros presupuestos sean participativos, de modo que los vecinos puedan definir y pedir las actuaciones que consideran prioritarias según su propio criterio, y no según el criterio exclusivo de los Alcaldes de Barrio.

    Publicado en boletin en papel en junio de 2017