Tras la dimisión de Víctor Conesa como alcalde del barrio rural de Juslibol, Zaragoza en Común lamenta la inestabilidad a la que el Partido Popular está sometiendo a sus vecinos y vecinas ya que, tras las elecciones que se celebrarán en el mes de septiembre e independientemente de quien salga elegido, el barrio conocerá a su cuarto alcalde o alcaldesa en sólo 20 meses, 3 de ellos desde la celebración de la primera consulta de la presente legislatura a finales de enero de 2016.

Esta inestabilidad ha tenido afecciones importantes, como las que se han visto en las últimas fiestas de San Pantaleón en las que técnicos municipales han tenido que ir corrigiendo sobre la marcha las deficiencias y errores en la tramitación y comunicación de los preceptivos permisos y licencias que las actividades programadas requerían.

De la misma manera, la situación de permanente interinidad que se vive en la alcaldía ha provocado que no hubiera una suficiente representación de Juslibol en los diferentes órganos municipales sin que ante las reiteradas ausencias de Conesa acudiera ninguna otra persona a sustituirle. Fruto de ello es la ausencia de información a la Junta Vecinal, a la Comisión de Fiestas y al conjunto de población sobre las nuevas medidas de seguridad que requería el pabellón de Juslibol tras la modificación del Decreto de Espectáculos Públicos a final de abril de este año si se querían celebrar las fiestas en el mismo o la ausencia de una alternativa al mismo que obligó a los funcionarios municipales a buscar soluciones de urgencia.

“Los vecinos y vecinas de Juslibol no tienen la culpa ni de los negocios en paraísos fiscales de Miguel Velilla” al que se le descubrió una empresa no declarada en de Panamá y por lo que tuvo que dimitir como alcalde, “ni de los problemas internos que en el PP zaragozano se están produciendo tras la llegada de Beamonte a la dirección del partido en Aragón y de Campoy a Zaragoza, con importantes divisiones y purgas su seno” ha manifestado Carlos López, portavoz de Zaragoza en Común.

“Ante la nueva crisis de gobernabilidad que ha provocado la dimisión de Conesa y de persistir la situación de inestabilidad que continuamente está provocando el PP”, señala López, “los vocales de Zaragoza en Común en la Junta Vecinal darán un paso al frente y, si el PP no es capaz de encontrar a nadie capaz de revertir la situación, asumirán su responsabilidad y estudiarán presentar una candidatura a la alcaldía de Juslibol”.

Hay que recordar que Zaragoza en Común tiene 3 de los 7 vocales de la Junta Vecinal de Juslibol, siendo el único grupo municipal con representación en el barrio rural junto al Partido Popular.