El 25 de Abril del 2017, el Gobierno de Aragón junto con todos los grupos políticos que allí están, firmaron la nueva normativa que a partir de ahora regirá las fiestas y eventos de Aragón y la cual fue publicada en el B.O.A.

Haciendo memoria, esto se deriva, lamentablemente, de lo que ocurrió en el pabellón multiusos de Madrid Arena en 2012, por lo que se instó ha modificar esta normativa para hacer las fiestas más seguras.

Esto conlleva que ahora en Aragón tenemos una normativa más estricta y exigente, y nadie ni los técnicos, ni bomberos, ni policía, ni personal del Ayuntamiento se atreven a no cumplirla por las repercusiones que pueda llevar, o lo que pueda ocurrir, indudablemente.

Por otra parte, en Zaragoza solo cumplen esta nueva normativa el pabellón de Casetas y el pabellón José Luis Abós (Príncipe Felipe), por lo tanto no solo afecta a los pabellones de Barrios Rurales, si no también a los de Distritos y a nuestras fiestas del Pilar y otros actos.

Entre otras cosas se exige control del aforo con cámaras de seguridad y con personas de seguridad en las puertas, una determinada medida y ubicación para las puertas de seguridad, el escenario alejado del público, zona para menores y control, horarios establecidos para las actuaciones….Entre otras muchas más.

Por esto todos los pabellones de rurales han sido cerrados por bomberos, ya que unos por ser deportivos y otros por ser socioculturales, ninguno cumple la normativa. El Ayuntamiento de Zaragoza ha proporcionado carpas para poder realizar las fiestas de los barrios. Ninguno nos hemos quedado sin nuestras fiestas; al igual que el Ayuntamiento no es responsable de estas exigencias que por otra parte en muchos casos, si no todos, son necesarias. El Gobierno de Aragón es quién tiene la potestad de modificar o crear estas normativas, aclaración necesaria para que no existan dudas.

Y por último decir que no es una campaña contra nuestros Barrios Rurales, pues afecta también a otros barrios de Zaragoza, Municipios y todo Aragón.