Declaración institucional de los grupos políticos del Ayuntamiento de Zaragoza:

“Los grupos municipales del Ayuntamiento de Zaragoza condenamos unánimemente el crimen que acabó con la vida de Víctor Lainez y expresamos nuestro sentimiento y cariño a su familia y amigos.

El Ayuntamiento de Zaragoza denuncia estos hechos y todo el significado que encierra como acto generador de odio, de miedo y de intransigencia.

Zaragoza y sus vecinos y vecinas han demostrado siempre ser una ciudad de convivencia, abierta y acogedora, donde se manifiesta la repulsa unánime a cualquier tipo de violencia por cualquier motivo. Nuestra forma de ser pacífica, basada en la coexistencia de esas divergencias y las maneras de mirar al mundo han servido para hacer de Zaragoza una ciudad más abierta y tolerante, más fuerte, más libre y más democrática.
Repudiamos cualquier manera de proceder que se sustente en la violencia radical y en el odio, porque éstas son justamente las expresiones que socavan nuestros valores, las que nos agreden a todos en nuestra dimensión ciudadana, en nuestra manera de hacer ciudad y de entender las relaciones entre las personas.
Queremos que la ciudad, toda la ciudad, sea el espacio de todos los ciudadanos, el marco de nuestro relato vital sin que nadie se arrogue ni siquiera la posibilidad de hacerla suya en contra de los derechos de los demás.

La muerte de Víctor Lainez nos ha indignado en lo más profundo de nuestra conciencia ciudadana; nos ha sobresaltado a todos los grupos, que somos conscientes de que nunca debemos relajar nuestro compromiso con la libertad, con la tolerancia y con la democracia y que debemos estar siempre vigilantes y redoblar los esfuerzos para evitar los comportamientos y situaciones que terminan por romper la convivencia.

Nunca vamos a permitir que en virtud de ideas o modas, ningún espacio de la ciudad se convierta en un terreno hostil y que la razón se vea arrinconada, que la violencia encuentre terreno para campar por sus anchas, porque quien así lo pretenda se va a encontrar la oposición frontal del Ayuntamiento de Zaragoza, y, a la par, de todos los ciudadanos.

Y todo ello, desde el respeto a la Justicia y los derechos procesales que consagran la Constitución y nuestras Leyes”.

Zaragoza, 13 de diciembre de 2017