Medidas de acción municipalista para una crisis ecosocial y energética

Celebramos el Debate del Estado de la Ciudad en el Ayuntamiento de Zaragoza y lo hacemos sumidos en una profunda crisis derivada de la pandemia, que nos ha mostrado nuestras costuras como sociedad. Las consecuencias y los retos que nos impone la actual crisis ecosocial, el cambio climático, la crisis energética y pérdida de biodiversidad, son algo que no podemos eludir como ciudad, y en ese sentido apuntan nuestras propuestas como grupo municipal y como organización.

Transición energética justa

Tenemos la oportunidad de hacer frente a esta situación con una transición energética justa, que apueste por la reducción del consumo, las energías renovables que respete la biodiversidad y que haga realidad la democratización de la energía.

Nuestras propuestas van dirigidas a implementar políticas efectivas de ahorro y eficiencia energética en sus instalaciones, así como a continuar con la implementación del autoconsumo energético de energías renovables.

También a impulsar y apoyar prioritariamente proyectos cooperativos, comunitarios y ciudadanos de autoproducción y uso directo de la energía renovable generada.
Posibilitar la participación ciudadana especialmente de las personas que viven en las cercanías en aquellos proyectos de generación de energía con tecnologías para el aprovechamiento de las fuentes renovables con fines mercantiles que apoye.

Medidas encaminadas a reafirmar nuestro compromiso con la Agenda 2030 y los ODS, así como considerar la lucha contra el cambio climático una prioridad de las políticas municipales. Por eso, una propuesta es la creación de una mesa técnica, política y social, con la participación más amplia posible, para diseñar una Zona de Baja Emisiones para reducir de manera sustancial las emisiones de CO2.

La salud mental

Con esta crisis también se ha instalado una segunda pandemia silenciosa, que ha afectado tanto o más que el Covid-19 a nuestros mayores y a las personas más vulnerables, cuestionando todo nuestro sistema de atención y cuidados. Si algo bueno ha traído este cuestionamiento es que ha puesto el foco en un tema que hasta ahora era tabú: la salud mental.

Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), una de cada cuatro personas sufrirá un problema de salud mental a lo largo de su vida. En 2030, las enfermedades mentales serán la primera causa de discapacidad entre jóvenes y adultos y actualmente es suicidio es ya la primera causa externa de muerte.

Este Ayuntamiento, como primera red de atención a la ciudadanía no puede permanecer impasible ante esta situación y debe articular respuestas, con un Plan Municipal de Salud Mental y Prevención del Suicidio desde una perspectiva de salud comunitaria, que atienda la estrecha relación entre pobreza y salud mental.

Acceso a la cultura y promoción local

Necesitamos configurarnos como esa red que cuida, que acompaña, que ofrece unos servicios públicos de calidad y garantiza el acceso a la cultura, un elemento que también ha servido de sostén en los momentos más duros y que más ha sufrido las consecuencias de la pandemia, teniéndose que reinventar casi cada día.

La propia Declaración Universal de los Derechos Humanos reconoce a la ciudadanía como agente activo de la actividad artística y cultural de una comunidad, y conscientes del bienestar que trae la cultura a nuestras vidas pensamos que es obligación de este Ayuntamiento que el disfrute de la cultura no se vea limitado por los ingresos o condiciones sociales, que cualquier ciudadano pueda ir al teatro, a ver una película, a disfrutar de la danza o de un concierto.

Por eso, otra de nuestras propuestas consiste en la creación de un Bono Ciudadano Cultural para bonificar el consumo cultural en función de la renta y los sectores y que favorezca la accesibilidad universal a la cultura.

Empleo Social y Vivienda

Necesitamos incidir en las prioridades de las políticas de vivienda del Ayuntamiento de Zaragoza, de tal manera que se amplíe el Parque Público de Vivienda de Alquiler Social en un 20% hasta el final de la presente legislatura.

Esta medida ha de complementarse con la elaboración de un censo de viviendas vacías y la limitación de Viviendas de Uso Turístico, mediante una modificación del PGOU, que posibilite garantizar el cumplimiento de la función social de la vivienda.

En tercer lugar, en lo referido al empleo, nuestra resolución insta al Gobierno de Zaragoza a elaborar y aprobar un “Plan de Empleo Social” con el objetivo de favorecer la inserción laboral de aquellos colectivos de mayor vulnerabilidad social.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies