LEY TRANS Y OTROS CRUCES

Los últimos años de movilizaciones feministas nos han mostrado, una vez más, la eficacia de la agregación de sujetos políticos diversos que se construyen en las luchas. Una ampliación de espacios, prácticas, debates y reivindicaciones que han permitido desbordar los límites del feminismo y enriquecerlo cruzando distintas luchas que han encontrado caminos de actuación comunes, dando lugar a un amplio y potente movimiento que cuestiona las violencias patriarcales, capitalistas, racistas o ecocidas, y que proclama la necesidad de una igualdad radical para todas. Y esta igualdad sólo es posible si contiene las diferencias que nos constituyen y se apoya en ellas como motor de transformaciones profundas.

No es casualidad que en este contexto de expansión del movimiento hayan surgido voces excluyentes con algunos colectivos como el movimiento trans, que se están materializando actualmente en el bloqueo por parte del PSOE de la ley trans estatal, que paradójicamente este partido ha aprobado en los últimos años en distintas comunidades autónomas con contenidos similares a la ley estatal ahora cuestionada.

En consonancia con las actuaciones implementadas por el gobierno de Zaragoza en Común en la anterior legislatura, no compartimos un feminismo que excluya a determinados colectivos de los derechos y libertades que otras ya tenemos. Con el feminismo hemos aprendido a desnaturalizar la división sexual del trabajo, la familia, la heterosexualidad o el género, que la biología no nos predetermina y que todas tenemos derecho a la autodeterminación de nuestros cuerpos vulnerables, y de estos aprendizajes hemos adquirido una extraordinaria potencia como movimiento.

Por todo ello, porque muchas feministas de Zaragoza hace ya años que nos encontramos con el movimiento trans (especialmente desde las Jornadas Feministas Estatales de Granada 2009) y porque para comprender una ley, más allá de entender las palabras que la componen, es necesario comprender las condiciones materiales de las personas a las que se refiere dicha ley, ponernos en su lugar y dejarnos afectar por ellas, porque sin afectación no hay comprensión ni lucha compartida, os invitamos a esta conversación abierta en la que contaremos con:

Víctor Solano, licenciado en derecho, administrador superior del Gobierno de Aragón y responsable de la asesoría jurídica de Towanda, colectivo por la diversidad afectivo-sexual.

Ira T., transfeminista de clase.

Y la moderación de Luisa Broto, concejala de Zaragoza en Común.

21 de junio – 19h – c.c. Tío Jorge + online

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies