Durante el Consejo de Ecociudad SAU celebrado el 26 de diciembre, Zaragoza en Común ha señalado que Zaragoza tiene pendientes de ejecutar obras esenciales para la depuración y el saneamiento por valor de 40 millones de euros.

Los consejeros de Zaragoza en Común, junto al del resto de grupos de la izquierda, han votado en contra de la propuesta de tarifas que el Partido Popular ha hecho al Consejo de la sociedad municipal Ecociudad.

Una de las pocas conclusiones de la pasada comisión de investigación que obtuvo unanimidad entre todos los grupos, fue que en la sociedad municipal existe tanto una falta de personal, como una necesidad de inversiones para las depuradoras de la ciudad. En un informe que se ha aprobado hoy mismo, los propios técnicos de Ecociudad afirman que faltan inversiones en la Depuradora de la Almozara que sería necesario acometer incluso en este 2018.

“La encomienda de gestión que tiene Ecociudad es, más allá del cobro de recibos, la gestión del sistema de saneamiento garantizando que se realizan tanto los mantenimientos como las inversiones que sean necesarias para ofrecer un servicio de calidad”, ha señalado Francisco Polo, consejero de ZeC en Ecociudad.

“Desde Zaragoza en Común creemos que el PP se equivoca al poner el foco en la reducción de la tarifa, puesto que no tiene sentido disminuir los ingresos municipales cuando hay que realizar obras absolutamente necesarias para la ciudad”, ha subrayado Guillermo Lázaro, consejero de ZeC.

Mientras no se derogue el actual ICA y Zaragoza no tenga claros los términos del convenio con el Gobierno de Aragón por el que se acometan las inversiones que necesitan las depuradoras de la ciudad y que se estiman en torno a unos 40 millones, es una temeridad que esta sociedad renuncie a ingresos que pudieran impedir ejecutar dichas obras que garanticen la adecuada depuración de las aguas.