El Ayuntamiento reconoce la labor y trayectoria comunitaria del Centro Social Comunitario Luis Buñuel con un convenio de cesión de uso del espacio.

El Gobierno Municipal ha aprobado el viernes 9 de febrero el expediente para la regularización de los usos del antiguo instituto Luis Buñuel. Este centro seguirá dedicándose a usos socioculturales y en la primera planta del edificio se ubicará la Oficina de Planes Integrales que, entre otras tareas, se encargará de la dirección, gestión, programación y control del funcionamiento. Su traslado queda condicionado a la adecuación de los espacios.

Además para regular el uso de este espacio se ha aprobado un convenio de colaboración entre el Ayuntamiento y la Asociación Centro Social Comunitario Luis Buñuel que regirá la realización de actividades de cultura comunitaria y en el que se establecen las obligaciones a cumplir.

El Gobierno ha acordado declarar de interés general desde el punto de vista cultural el proyecto de gestión comunitaria de esta asociación y tramitar la autorización especial temporal para que pueda usar la planta baja del edificio y el patio por un periodo de 4 años prorrogables. La decisión cuenta con los informes técnicos favorables de Cultura, Participación Ciudadana y la Asesoría Jurídica ya que el proyecto se ajusta a lo establecido en el Plan Integral del Casco Histórico 2013-2020 aprobado por el Pleno en 2014. En él se recoge expresamente la ‘búsqueda de nuevas fórmulas de gestión participada a través del tejido asociativo del barrio‘ para la puesta en marcha del Buñuel como centro comunitario de proximidad.

De forma paralela, se va a poner en marcha un nuevo proceso participativo para que todos los interesados en el uso de espacios del antiguo instituto puedan realizar aportaciones para los usos de la primera y segunda planta. Esta actuación se va a impulsar después de que en diciembre se abriera un proceso de concurrencia con las entidades que a lo largo de los últimos años habrían solicitado el uso del Buñuel. Dos de ellas confirmaron su interés por el espacio (Escuela y Despensa y la Asociación Centro Social Comunitario Luis Buñuel) pero sólo una de ellas, la segunda, presentó un proyecto de actividades como se requería.

La propuesta de la Asociación Centro Social Comunitario Luis Buñuel incluye la realización de 36 actividades permanentes con objetivos educativos, socioculturales, culturales clásicos, deportivos, de asistencia y bienestar social y sociosanitarios. Los informes técnicos avalan el interés público del proyecto, en la medida en que está basado en la colaboración y gestión con vocación de servicio público, impulsando nuevas formas de participación activa de agentes culturales, sociales y tejido vecinal en la gobernanza de lo público.

La iniciativa se enmarca en los nuevos modelos de cultura comunitaria que buscan facilitar la participación real y directa de los ciudadanos y que el Ayuntamiento de Zaragoza viene promoviendo desde 2014 y más intensamente en los últimos años.

La regularización de la utilización del antiguo instituto sigue los pasos de iniciativas desarrolladas en otras ciudades, donde los ayuntamientos han reconocido espacios culturales de autogestión. Es el caso del Gernika-Astra en el País Vasco, el Ateneu 9 Barris, que ya cumplido 40 años de funcionamiento, y la Casa Orlandai en Barcelona o Tabacalera Madrid, cedida por el Ministerio de Cultura.