Esta mañana, Pedro Santisteve y el resto del equipo de gobierno (con la ausencia de Elena Giner que acaba de ser mamá y por lo cual nos felicitamos), han hecho el balance de la primera mitad de la legislatura.

Aunque queda mucho por hacer, estamos orgullosos de que se nos reconozca al ayuntamiento como una institución cercana, que cuida de los vecinos y que funciona como una segunda piel, ante situaciones de desamparo, como la pérdida de una vivienda, la pobreza energética, la pobreza infantil o las dificultades de acceso a la práctica deportiva. La inversión en gasto social por habitante ha situado por primera vez a Zaragoza entre las tres ciudades españolas que más presupuesto destina a estas políticas

Además, el modelo de ciudad cercano, próximo y sostenible que proponemos comienza a desarrollarse y a dar sus frutos públicos que empiezan ya a ser percibidos por la ciudadanía: apuesta por la ciudad consolidada con inversiones en los barrios y urbanismo de las cosas sencillas con la puesta en marcha de la operación baldosa, movilidad sostenible consolidando la bicicleta como seña de identidad y apostando por el transporte limnpio y de gran capacidad y lucha contra el cambio climático con cambios en la gestión de la energía, impulso a la agroecología además de los avances en movilidad que hemos dicho.

Así mismo hemos trabajado profundamente por la garantía y defensa de los servicios públicos y la defensa de las remuniicpalizaciones y la apertura de la participación ciudadana, con los primeros presupuestos participativos o la elección directa de vocales en los barrios rurales.

En cultura, el cambio de modelo de las fiestas del Pilar y el reconocimiento de otras ciudades españolas al modelo cultural y las diferentes estrategias alrededor a la danza o el libro que se están ejerciendo.

Pedro Santisteve ha destacado los grandes acuerdos alcanzados en estos dos años con instituciones y gobiernos de diferentes signos políticos, para solucionar problemas atascados durante décadas y que suponen un beneficio para todos y todas las zaragozanas: la Ley de Capitalidad, la cesión de la Avda. Cataluña, el cierre de la Avda. Tenor Fleta o la inversión en los barrios rurales, fruto del convenio firmado con la Diputación Provincial de Zaragoza en la búsqueda de esos consensos y acuerdos que beneficien a la ciudad.