Una alimentación sostenible, con productos locales, sabrosos y de temporada, tiene un gran impacto tanto en la calidad de vida y la salud de las personas, como en las ciudades.

Zaragoza es una ciudad rica en tierras de cultivo. Una agrópolis, que cuenta con 12.000 hectáreas productivas de regadío, de las que sabemos que con solamente 6000, podríamos alimentar a toda la ciudad con vegetales y hortalizas de temporada, frescos y de proximidad.

Las políticas urbanísticas, la industrialización y la falta de relevo generacional han hecho caer en picado la superficie dedicada a la huerta, por eso Zaragoza en Común entendemos que el derecho a la alimentación y a la salud, pasa por un nuevo modelo territorial y agroalimentario sostenible, accesible, que cree empleo y que incluya el enfoque agroecológico, beneficioso en multitud de aspectos: mejora del acceso a la alimentación, tiene en cuenta la perspectiva entre el campo y la ciudad, incorpora la perspectiva social, económica y de preservación del suelo y lleva consigo la interacción de diferentes actores sociales.

Apoyamos la soberanía alimentaria y abogamos por la recuperación de la huerta de Zaragoza y el abastecimiento de la ciudad con productos de cercanía ecológicos, fomentando su comercialización en tiendas de barrio, mercados municipales, restaurantes, etc.

En esta línea, estamos trabajando activamente para que Zaragoza vuelva a comer de su huerta, impulsando estas iniciativas:

  • Red de Ciudades por la Agroecología, en la que Zaragoza tiene un papel muy relevante como ciudad promotora, para promover la cooperación entre ciudades, el intercambio de conocimientos, experiencias y recursos, y la visibilización de las políticas alimentarias de enfoque sostenible.

  • Red de Huertas Agroecológicas para fortalecer el trabajo que desde la antigüedad realizaron los hortelanos de la ciudad. En la actualidad la constituyen 27 productores y productoras ecológicos, seis de los cuales ya estaban antes de iniciarse el proyecto y 21 de ellos (8 mujeres y 13 hombres) han surgido de la Escuela Agrícola KM0 y han puesto en marcha ocho proyectos de agricultura ecológica para comercializar en la ciudad.

  • En octubre de 2015, Zaragoza suscribió el Pacto de Política Alimentaria Urbana de Milán, un acuerdo auspiciado por la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura que ya han suscrito más de 100 ciudades de todo el mundo. El pacto aboga por que las ciudades impulsen sistemas alimentarios sostenibles, inclusivos, seguros y diversificados, que aseguren comida sana y accesible a toda la población. En esta línea, el Ayuntamiento pretende recuperar el espacio agrícola para el cultivo de frutas y hortalizas, generando empleo verde, proporcionando a la ciudad productos frescos y de calidad, a la vez que disminuye la huella de carbono asociada a los kilómetros que en la actualidad recorren los alimentos hasta llegar al consumidor.

  • Ayuntamiento y DGA han suscrito un acuerdo por el que la DGA otorga al Ayuntamiento de Zaragoza la concesión para el uso de dos parcelas destinadas al proyecto Huertas Kilómetro 0. Las 13 hectáreas de tierra objeto de esta cesión permiten ampliar la superficie productiva de algunos de los agricultores que ya han iniciado su actividad profesional, así como la incorporación de otros nuevos.

  • Desde 2016, la Muestra Agroecológica que se celebra cada semana se ha trasladado al entorno de la fuente de la Hispanidad (plaza del Pilar), de forma que con esta nueva ubicación se han podido doblar el número de puestos de venta de productos agroecológicos (de 20 que permitía el reglamento a los 40 actuales). Con la nueva ubicación se pretenden generar sinergias comerciales con el Mercado Central y su entorno, para atraer un mayor número de consumidores de productos frescos y de calidad.
  • Hemos aprobado la marca Huerta de Zaragoza, un distintivo que permite identificar con facilidad productores, tiendas o restaurantes que ofrezcan este tipo de productos ecológicos y de proximidad, para distinguir, dar visibilidad y promocionar las producciones hortofrutícolas de Zaragoza, dando respuesta no solo a los objetivos del proyecto Huertas LIFE km 0, sino valorando también el trabajo de los horticultores tradicionales.
  • Impulso a los mercados municipales. El Mercado Central y los mercados de barrio cumplen papel fundamental como plataforma de comercialización y distribución de la huerta de Zaragoza y del producto agroecológico, Los propios agricultores y agricultoras son los que venden el producto, ofreciendo información de primera mano al consumidor. Desde octubre de 2016, la Red de Huertas Agroecológicas tiene un puesto de productos ecológicos de la huerta en el Mercado de Valdespartera
  • En colaboración con Horeca, la Federación de Empresarios de Hostelería de Zaragoza, se ha comenzado un reparto de muestras de variedades tradicionales cultivadas en la huerta zaragozana para que se puedan saborear en diferentes restaurantes de la ciudad, con el fin de que las y los expertos en hostelería las procesen y degusten, así como las personas que vayan a comer a sus establecimientos.
  • Hemos puesto en marcha el proceso para mejorar notablemente la calidad de la alimentación en los comedores de las 12 escuelas infantiles municipales: al menos tres días a la semana se servirá en el menú, como mínimo, un plato de producto con certificado ecológico, primando la proximidad, es decir, la distancia entre el lugar de producción y el de consumo con el fin de reducir la huella de carbono. Al menos un 50% de los platos alimenticios ecológicos deberán incorporar verduras, hortalizas y/o frutas producidas en Centros Especiales de Empleo y Empresas de Inserción de Zaragoza o por parte de productores de la ‘Red de Huertas Agroecológicas de Zaragoza’, todos ellos acreditados para producir y comercializar alimentos ecológicos.
  • El porcentaje total de productos hortofrutícolas frescos (verduras, hortalizas y frutas), producidos en proximidad será al menos del 15% a lo largo del año, expresados en porcentaje del peso total suministrado a lo largo del año.
  • Impulsamos actividades de concienciación y educación medioambiental para conocer el entorno de Zaragoza.