Teresa Artigas asistió este lunes 23 de octubre a una reunión en la Confederación Hidrográfica del Ebro, convocada con el título “Mesa de encuentro por el Plan Nacional por el Agua”, en el grupo de “Usuarios de Abastecimiento”.

Tras salir de la reunión y tras revisar la documentación aportada en ésta, Teresa Artigas alerta de que “este Pacto Nacional por el Agua que el Ministerio de Agricultura y Pesca, Alimentación y Medio Ambiente pretende vender como un gran consenso, abre la puerta a transferencias de recursos hidráulicos entre ámbitos territoriales de distintos planes hidrológicos de cuenca, es decir, a trasvases como el del Ebro a Levante”.

En relación con la posible revisión del Plan Hidrológico Nacional, lo que establece el documento del Ministerio dirigido por Isabel García Tejerina, es “integrar los acuerdos del Pacto Nacional por el Agua en los Planes Hidrológicos de cuenca o bien pueden requerir algunas modificaciones de Ley”.

Entre los objetivos principales de este Pacto Nacional por el Agua, se incluye la atención de las demandas en las cuencas más deficitarias del país. Asimismo, en el documento se apela al consenso con todos los grupos políticos y todos los usuarios del agua, sin embargo Artigas afirma que “se está haciendo todo lo contrario”, convocando a estas reuniones de manera sectorializada, por lo que los distintos agentes sociales que pueden tener visiones contrapuestas no tienen la oportunidad de debatir entre ellos, sin aportar documentación previa para garantizar que sea un debate informado y con unos plazos de convocatoria más que ajustados.

Ante la posibilidad de que estos encuentros en el marco de la CHE pretendan legitimar con una falsa participación futuros trasvases hemos expresado nuestro rechazo como Ayuntamiento de Zaragoza a los mismos y a toda política hidráulica que vaya contra la Directiva Marco del Agua y que no contemple los ríos como ecosistemas acuáticos.

Según la documentación aportada, y tal y como se nos ha confirmado desde la CHE, los próximos pasos son la presentación de alegaciones al documento, que se pretende llevar a trámite parlamentario en 2018.

Consideramos que transparencia en la gestión de los recursos hídricos es fundamental, y con los antecedentes del PP en materia de gestión de agua hemos expresado en la reunión de la CHE que si este pretendido Pacto Nacional pretende blanquear los trasvases entre cuencas, que no va a contar ni con nuestro apoyo ni con nuestro silencio.