Ante los graves hechos del pasado domingo en las puertas del Pabellón siglo XXI que acabaron con la agresión a la Presidenta de las Cortes de Aragón Violeta Barba, el Grupo Municipal de Zaragoza en Común exige el cese de los representantes municipales del Partido Popular que participaron en violenta la concentración.

Concretamente, y por fotografías publicadas por diferentes medios de comunicación, se ha identificado al vocal de la Junta de Distrito de Torrero, José Luis Benítez Uriel y al de la Junta de Distrito Centro, Fernando Lozano Pardo. A Lozano, precisamente, está previsto que se le ratifique hoy mismo como vicepresidente de la Junta Municipal a petición del propio Partido Popular.

Para el portavoz del Grupo Municipal de Zaragoza en Común en el Ayuntamiento de Zaragoza, Pablo Muñoz, es “intolerable” que personas que participan en concentraciones convocadas por partidos y grupos de extrema derecha “puedan representar al ayuntamiento”.

El pasado lunes, el propio Pablo Muñoz en rueda de prensa ya cargaba contra el portavoz municipal del PP Jorge Azcón por “alentar con mentiras la concentración, instigando y provocando alarma social a sabiendas”. Premiar la participación en la concentración ultra y violenta ascendiendo a la categoría de vicepresidente de una de las juntas municipales no es más que una confirmación del respaldo del Partido Popular al asedio de más de 400 cargos públicos, algo “incomprensible” en una democracia.

Por otro lado, el Grupo Municipal de Zaragoza en Común, recogiendo el guante lanzado por el Alcalde de Zaragoza el pasado lunes, ha presentado una propuesta de declaración institucional al resto de grupos municipales en los siguientes términos (adjuntamos la propuesta completa):

  • La ciudad de Zaragoza es una ciudad acogedora, caracterizada por el diálogo y la convivencia entre diferentes. Una minoría ultraderechista no es representativa de esta ciudad.

  • Condenamos rotundamente las agresiones que se produjeron contra las personas presentes el pasado domingo 24.

  • Defendemos valores constitucionales como el derecho a la integridad física y moral, el derecho de reunión y el derecho de expresión y mostramos nuestra más absoluta preocupación porque los responsables políticos de los cuerpos y fuerzas de seguridad del estado no han sido capaces de garantizarlos.

La ausencia de los grupos municipales de la oposición a la Junta de Portavoces convocada para esta mañana ha impedido que se pudiese tratar el contenido de la misma, aunque informalmente, desde el Partido Popular han transmitido que no se apoyará este texto.

En un momento de gravedad en el conjunto del estado, Muñoz considera que “no se puede ser equidistante con los violentos” ni seguir dando alas “a la extrema derecha”.