Arantza Gracia ha anunciado este viernes tras la celebración del Gobierno municipal, la inclusión de cláusulas sociales de género en los contratos públicos. Se trata de una medida propuesta por la Comisión Delegada de igualdad para evitar la discriminación sexual en las políticas públicas.

En la práctica, esto se va a aplicar en dos líneas:

  • Todas las futuras contratas tendrán que emplear lenguaje no sexista e imagen no estereotipada, realizar un Plan de Igualdad en caso de que las empresas tengan más de 250 trabajadores, hacer una memoria con datos de usuarios desagregados por sexos y presentar al menos tres medidas de concicliación.
  • Aquellas futuras contratas que tengan por objeto de contrato trabajar en favor de la igualdad, tendrán que reservar un 40% de sus nuevas incorporaciones a mujeres y, de ellas, un 15% a aquellas que se encuentren en riesgo de exclusión social.

En palabras de Arantza Gracia, «las cláusulas sociales de género ahondan en la obligación y necesidad de trabajar transversalmente las políticas de género e igualdad en todas las políticas municipales».

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies