[addtoany]

Consume hasta morir, crecimiento permanente... son lemas que el actual sistema nos ha grabado a fuego en nuestros hábitos y discursos. Consume, consume, consume. Consume sin mirar a quien. Estrena para la vuelta al cole, compra la nueva marca de un producto porque la anterior se ha quedado obsoleta, compra en mi negocio porque es el más barato; sin preguntar el porqué de ese precio más económico.

La consecuencia de estas actitudes es el agotamiento de recursos naturales, guerras para hacerse con las materias primas, y explotación laboral para fabricar al menor coste (sin que los y las accionistas pierdan dinero, por supuesto).

El consumo es necesario, nadie es autosuficiente per se, por lo que debemos plantear otras formas de consumir desde una perspectiva de responsabilidad con el mundo, tanto en lo social como en lo medioambiental. Por ello hablamos de un consumo responsable, que propone unos nuevos patrones de intercambio económico y unos nuevos estilos de vida, basados en la justicia y el respeto hacia el medioambiente.

Cada persona puede hacer suya esta reflexión y actuar en consecuencia en su día a día, comprando productos ecológicos y locales, de comercio justo, contratando los servicios de cooperativas que proporcionan energía procedente de fuentes renovables etc., pero para cambiar el modelo de consumo de la sociedad, tenemos que ir más allá de las actuaciones individuales: por un lado, son necesarias actuaciones ciudadanas colectivas. Por otro, el apoyo mediante políticas públicas que pueden y deben contribuir a este objetivo.

El Ayuntamiento de Zaragoza lleva tiempo trabajando en varias propuestas encaminadas al consumo responsable como la compra pública responsable, el Plan de Apoyo al Comercio de Proximidad, o las huertas Life km0. Pero ahora, de la mano de MESCoop Aragón, iniciamos un camino nuevo para formular una «Estrategia para el fomento del consumo responsable en la ciudad de Zaragoza» desde la cual promover y coordinar todas las acciones enfocadas a ese nuevo modelo de consumo.

A través de un proceso participativo, en el que contaremos con los actores y actrices zaragozanas que ya trabajan por el consumo responsable, elaboraremos una hoja de ruta para que el Ayuntamiento actúe a desde varios frentes: manteniendo una actitud coherente con el consumo responsable para dar ejemplo, sensibilizando la ciudadanía al respecto, incentivando este tipo de consumo así como tejiendo redes con otros proyectos similares, ya sean municipales o de otros ámbitos.

Esperamos también que, de este trabajo, pueda surgir un Foro de Consumo Responsable de Zaragoza, un órgano de participación que podría velar por el cumplimiento de la estrategia y seguir trabajando, de forma permanente, con la ciudadanía que ha contribuido a su elaboración.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies