Más de 11.500 personas han participado en la fase de apoyos de esta segunda edición de los presupuestos participativos, realizando un total de 57.092 apoyos a las diferentes propuestas presentadas por los vecinos y vecinas. Unas cifras que doblan las de la pasada edición de 2017 y que muestran que los presupuestos participativos son un proyecto para construir ciudad que cada año está teniendo más involucración e interés vecinal que ya no tiene marcha atrás.

Maribel Martínez, portavoz de Zaragoza en Común, califica de “éxito” estos resultados, “gracias al empeño de los vecinos y vecinas, que de manera individual o colectiva a través de numerosas asociaciones, han participado a lo largo de todo el proceso y se han involucrado para elaborar las mejores propuestas”.

Carlos López, coportavoz de ZeC afirma que “no cabe duda de la efectividad de los presupuestos participativos para medir las preocupaciones de la vecindad de los distritos y, ¿por qué no? de los barrios rurales. Esto es lo que de verdad importa y en lo que han de centrarse los esfuerzos municipales”.

Los presupuestos participativos son una herramienta de democracia participativa, directa y deliberativa, a través de la cual las vecinas y vecinos ejercen su derecho a participar en el diseño, decisión, ejecución y seguimiento de las políticas municipales. Son, además, uno de los proyectos que Zaragoza en Común lleva en su programa electoral para avanzar hacia una Zaragoza participativa, que facilite la proximidad del gobierno local a los ciudadanos y promueva la participación ciudadana en la toma de decisiones que atañen a los vecinos y vecinas.