Zaragoza en Común expresa su solidaridad y apoyo al pueblo hondureño ante la grave situación política, la represión policial y la vulneración de libertades civiles en el país centroamericano.

El pasado 26 de noviembre, Honduras celebraba elecciones presidenciales y de manera excepcional, el Tribunal Supremo Electoral del país no ofreció los resultados el mismo día de la votación. Los primeros datos del TSE daban una ventaja de 5% a favor del candidato de la Alianza de la Oposición, Salvador Nasralla. En las horas siguientes esa tendencia aumentaba, pero el TSE retuvo la información y tras varias horas de apagón informático que obligaron a interrumpir el escrutinio, los primeros resultados actualizados ofrecidos daban como vencedor al candidato oficialista y presidente actual Juan Orlando Hernández. El TSE no ha explicado el apagón informático, ni el retraso en la publicación del recuento y la sombra del fraude electoral planea sobre la democracia en Honduras.

Tras varios días de protestas en que los que el pueblo hondureño salió a las calles para exigir la resolución definitiva de los comicios presidenciales del domingo 26, el pasado viernes 1 de diciembre, el Gobierno de Juan Orlando Hernández decretó un estado de sitio. Un toque de queda en el que ya han fallecido once personas, cifra que va cada día en aumento, y se ha decretado la suspensión de derechos y garantías constitucionales. Una situación que la portavoz de Zaragoza en Común, Maribel Martínez, califica de “muy preocupante” ante una posible “nueva amenaza de golpe contra la democracia hondureña”. “Rechazamos el toque de queda y la escalada de represión, que ha provocado ya más de una decena de muertos y que ya ha llevado a centenares de agentes policiales hondureños a declararse en huelga contra las órdenes de reprimir a los manifestantes”. “Desde Zaragoza en Común nos solidarizamos con el pueblo honduras”, añade Martínez.

Carlos López, co-portavoz de Zaragoza en Común, añade que “debemos recordar que en 2009, Honduras ya sufrió un golpe de estado de la oligarquía contra el presidente Manuel Zelaya, apoyo del actual candidato opositor Salvador Nasralla”, además “el actual presidente Hernández, pudo presentar su candidatura gracias a un fallo del Tribunal Electoral que aprobó su reelección, ya que la constitución no lo permite”.

Por último, López afirma que “apoyamos las reivindicaciones de la Alianza de la Oposición para que un tribunal internacional revise las 18.128 actas sin la participación del Tribunal Supremo Electoral, ante las últimas irregularidades del TSE descubiertas”.