Recibimos con perplejidad y absoluta indignación la noticia de la sentencia del juicio de “La Manada” y nos unimos a las manifestaciones de rechazo e indignación convocadas por el movimiento feminista de la ciudad.

Para nuestra portavoz Maribel Martínez, es “una pésima noticia para todas las mujeres” que la “justicia no considere violación los hechos sucedidos al entender que los cinco condenados no usaron violencia”. “La violación no puede depender del grado de resistencia de la víctima”, ha añadido.

Para Martínez, “como señala el movimiento feminista, tenemos un grave problema de justicia patriarcal cuando los jueces califican de abusos lo que es una violación. Si las leyes no lo dejan claro, es urgente cambiar las leyes porque son sentencias como ésta las que alientan y animan a depredadores que se sienten impunes”.

Carlos López, co-portavoz de ZeC, afirma que la sentencia de La Manada es “muy benevolente” y se acompaña de un argumento jurídico que convierte a la víctima “en una suerte de colaboradora en la brutal agresión que sufrió por parte de cinco hombres, quienes para dejar claras sus buenas intenciones le robaron además el móvil, impidiendo así que se pudiera comunicar rápidamente”. “Es un día triste para la justicia española, que no anda precisamente sobrada de credibilidad” añade López.